Análisis del grado de satisfacción alimentaria percibido por los pacientes en un hospital de tercer nivel

Néstor Benítez Brito, José Gregorio Oliva García, Irina Delgado Brito, Francisca Pereyra-García Castro, José Pablo Suárez Llanos, Francisco Gustavo Leyva González, José Enrique Palacio Abizanda

Resumen


Introducción: la alimentación constituye el pilar fundamental del soporte nutricional de los pacientes hospitalizados. Evaluar el grado de aceptación de la dieta es imprescindible en aras de combatir la desnutrición hospitalaria.


Objetivos: a) determinar el grado de satisfacción de los pacientes en relación con las dietas; y b) analizar posibles variables asociadas a un grado de satisfacción mayor (apetito y tipo de dieta).


Material y métodos: estudio descriptivo de corte transversal. Se emplea una encuesta de 17 preguntas con datos sociodemográficos, datos cualitativos, así como la valoración general del paciente. Se comparó el grado de satisfacción global en función del apetito y el tipo de dieta (terapéutica vs.basal; con sal vs.sosa) (Test no paramétric o Krustal-Wallis y T-Student para muestras independientes, respectivamente).


Resultados: mil cuatrocientos trece pacientes. Edad: 53,9 ± 19 años; 51,3% mujeres. Dieta terapéutica (34,9%). Solo el 39,4% tomó dieta con sal. El 66,8% refirió ingresos previos. La alimentación del hospital para un 43% de pacientes fue ‘‘como esperaba’’, mientras que para un 44,1% fue ‘‘mejor de lo que esperaba’’. El horario de comidas era adecuado (89,1%) y el tiempo para comer, suficiente (96,4%). En cuanto a las características de la comida servida, consideraron como buenas o muy buenas la misma el porcentaje reflejado: sabor/gusto (56.3%), olor (65,5%), cocinado (69,2%), presentación (80,4%), tamaño de ración (75,9%), calidad (73%), cantidad (77,9%), variedad (67,6%), temperatura (70,4%). La valoración global de la alimentación en una escala de 1 a 10 fue de 6,8 ± 2,3. El apetito se asoció a un aumento significativo de la satisfacción global alimentaria del paciente (p < 0,01). El tipo de dieta o la presencia de sal en la misma no se asociaron a un aumento significativo de la satisfacción con la dieta de los pacientes (p = 0,99 y 0,35, respectivamente).


Conclusiones: aunque el grado de satisfacción de la dieta de nuestro hospital es aceptable, es preciso introducir mejoras que aumenten su aceptación. El apetito se asocia a un aumento significativo de la satisfacción global alimentaria. La presencia de sal y el tipo de dieta (basal versusterapéutica) no se relacionan con una mejoría significativa de la valoración global de la dieta.


Palabras clave


Satisfacción alimentaria. Valoración nutricional. Desnutrición. Hospitalización. Control de ingesta.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.20960/nh.796

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.